martes, 22 de julio de 2014

LA TUMBA DEL VAMPIRO,GRANDES MISTERIOS..

La tumba del Vampiro http://www.vseprokosmos.ru/arheolog2.html En la República Checa, en el territorio de la antigua Bohemia Oriental, los arqueólogos descubrieron una tumba cuya edad data cerca de cuatro mil años. En la tumba, supuestamente, se encuentran los restos de un vampiro, enterrado bajo rituales especiales para evitar que él de nuevo vuelva salir de la fosa. Este tipo de tumba es una reminiscencia de tumbas celtas irlandeses para presuntos vampiros. Tumba del Vampiro Sobre la base de un examen cuidadoso de los contenidos de ataúd investigadores dicen se trata del un funeral de vampiro, según ellos es muy claro. Las personas que enterrraron al muerto, al parecer, creían firmemente que no entierraban a un hombre común, sino a un muertos vivientes, un vampiro chupasangre. Por lo tanto, fielmente tomaron todas las medidas para evitar que la maldad renaciera o volviese a salir de esta tumba. En Bohemia había rituales especiales que deben observarse en la ceremonia de entierro de los fallecidos supuestamente para dar seguridad de que el vampiro no saldría nunca de la tumba y volviese atacar a los vivos. En cuestión, esta tumba era muy diferente a otras e inmediatamente causó que los arqueólogos se llenasen de preguntas y conjeturas. Además, el esqueleto dentro del ataúd fue aplastado por pesadas piedras. Una piedra puesta sobre la cabeza de la persona fallecida, el otro - en el pecho. "Se utilizaba este método de eliminación sólo a los muertos, que eran sospechosos de vampirismo" - explican los arqueólogos de Bohemia del Este. Hasta ahora, tales rituales eran conocidos por los eruditos sólo de excavaciones en Escocia. Escoceses célticos vivieron entre 300 y 800 años DC en el reino medieval de Dal Riada, que cubría la parte occidental de Escocia y el norte de Irlanda. Los Escoceses trataron los cadáveres de los supuestos vampiros casi de la misma forma que los antiguos habitantes de Bohemia del Este. En 1966, cerca de Praga, los arqueólogos descubrieron un conjunto de tumbas eslavo o "Cementerio de los vampiros", del siglo X o XI. Habían tumbas en el cementerio apiladas con piedras grandes, cargadas de rocas hasta los cimientos. Además, los supuestos vampiros tenían estacas gruesas clavadas y tenían uñas largas, les cortaron las cabezas y se las volvieron hacia atrás, se dice que un muerto con la cabeza para atrás no encuentra el camino de regreso. Los vampiros en los pueblos de Bohemia causaban terror y no se tenía ninguna duda de su existencia real. Las historias sobre las aventuras de miedo sobre seres chupasangre o muertos vivientes, todavía son recordadas por los ancianos, a pesar de que no se ha vuelto a tener noticias de tales seres.